Peugeot Sevilla, Servicio Oficial Peugeot en Sevilla

Noticias

¿Es posible hackear un coche?

¿Es posible hackear un coche?

Desde tu taller Peugeot en Sevilla, hablamos en esta ocasión de piratería. Aunque se podría pensar que esta es una práctica reservada a otros medios y dispositivos como ordenadores, móviles y tablets, entre otros, lo cierto es que el desarrollo tecnológico de los coches “inteligentes” no va a ser ajeno a esta realidad. No en vano, desde el Centro de Investigación Automotriz en Ann Arbor (Michigan, Estados Unidos) han señalado que este problema es “real”, pero que hasta que los coches conec.tados lleguen “no será una gran preocupación”. Lo primero que hay que saber es que los coches no tienen redes configuradas para la protección de datos (como sí es el caso de otras más comunes en nuestro día a día). Otra cuestión importante es que actualmente la mayoría de los ataques requieren acceso físico al vehículo. Desde 2011 invirtiendo una pequeña cantidad de dinero los hackers se pueden hacer con herramientas para conseguir el control de nuestros coches. Por ello, los fabricantes de automóviles han desarrollado redes electrónicas con código propietario, que permiten que sea más probable que el coche sea robado, despiezado y vendido a que sufra un ataque cibernético. Pese a todo ello, en este escenario los ataques inalámbricos podrían convertirse en una amenaza seria. Ya existen casos de “hackeo” a través del teléfono móvil como el de un Jeep Cherokee que fue pirateado a través de software de información y entretenimiento para desactivar la frenos y la transmisión. Un vehículo bien equipado cuenta con alrededor de 40 puntos de acceso inalámbricos tales como el teléfono, satélite, Wi-Fi, monitores de presión de los neumáticos o el encendido sin llave, etc. En definitiva, aunque este problema aún no es algo muy común dado la longevidad del parque automovilístico español (con más de 11 años de media) muchos fabricantes están contratando a hackers para prevenir ataques en el futuro y, de hecho, en Estados Unidos ya se está trabajando en un nuevo proyecto de ley acerca del tema. En definitiva, ante este caso lo mejor es, como dice el refrán, “más vale prevenir que curar” y "poner el parche antes que la herida".